Sobre mí

DÓNDE TRABAJO

 

Aquí  estoy a punto de comenzar una sesión por Skype.

Estoy en mi despacho, rodeada de libros, tengo luz natural y un gran ventanal, aunque me da el sol en la cara y por eso tengo que bajar la persiana y encender la lámpara. En la pared enfrente de mí, hay más libros y unos cuadros que me encantan. Me sirven para contemplarlos cuando quiero descansar unos momentos del trabajo. También cuando hago los ejercicios oculares, que consisten básicamente en enfocar a diferentes distancias para que los músculos de los ojos descansen de mantener la acomodación en la pantalla del ordenador.

Aquí me paso muchas horas escuchando, leyendo, pensando, creando, ayudando.

Me encantan las nuevas tecnologías, nos acercan, nos facilitan la vida, las posibilidades son inmensas...

 

A QUÉ ME DEDICO

 

Soy Susi Grau y he trabajado como psicóloga durante más de treinta años, en forma presencial. Aprovechar las ventajas digitales me permite pasar  consulta por Skype con personas que viven lejos o muy lejos de mi casa. Es casi, casi, lo mismo que trabajar en persona pero no hace falta desplazarse. ¿Te imaginas venir a sesión desde Málaga a Barcelona? ¡Imposible! Por eso la ventana que abre la videoconferencia es extraordinaria.

A lo largo de estos treinta y pico años que he estado atendiendo a personas, he continuado estudiando siempre, y he aprendido cosas realmente valiosas. Pero no solo de estudiar y de los libros, sino que he aprendido muchísimo de mis pacientes, que han sido lo bastante leales a sí mismos como para venir a contarle a una desconocida, sus penas y sus miserias; sus frustraciones, sus anhelos, y sus miedos.

Les admiro profundamente por su bravura (muchas veces oculta tras la depresión, el estrés, las obsesiones) y por su voluntad firme de mejorar sus vidas.

 

Me he dedicado a enseñar a las personas a que aprendan a ayudarse a sí mismas, dejando atrás viejas heridas y patrones emocionales caducos.

 

Lo que más me gusta de todo (y me gustan muchas cosas) es observar como las personas consiguen librarse de las trabas que les impiden ser quienes son, y llegan a transformarse en su mejor versión.

 

El momento álgido del trabajo con una persona es para mí, ese minuto final, donde nos despedimos seguramente para siempre. Cuando ella ya sabe que no me necesita más, que es capaz de vivir su vida con sus propios recursos emocionales. Que es autosuficiente en su mente y en su corazón.

Esto es lo que ha hecho que no me canse de mi trabajo, ¡aún después de casi cuatro décadas!

 

NUEVA ETAPA

 

Ahora se presenta una nueva etapa para mí, y quiero jubilarme como psicoterapeuta, pero para nada dejar de ayudar a las personas, ni dejar de mantenerme activa profesionalmente.

De modo que he preparado un nuevo enfoque, mucho más como coach, que realiza un trabajo menos profundo -pero no por ello menos decisivo- que me dejará tiempo libre para dedicarme a otros aspectos que deseo desarrollar. Por ejemplo, escribir mucha de la experiencia que he ido acumulando para hacerla llegar a miles de personas, y convertirme en escritora. Tambien escritora de historias, porque me fascinan, y tengo muchísimas que contar y que pueden cautivar y ayudar a tomar mejores decisiones, a una mejora personal, a tener otras perspectivas sobre la vida.

 

LA VALENTÍA Y LA MATERNIDAD

 

De modo que he creado dos sistemas de trabajo, uno centrado en la manera de desarrollar la valentía; y otro centrado en desarrollar la maternidad, esa ocupación maravillosa y difícil que muchas mujeres han elegido, pero que desconocen cómo llegar a realizarla bien, a nivel psicológico y emocional.

Te puedes preguntar por qué este tema de la valentía y de la maternidad  ¿verdad?

Voy a responderte:

La valentía, porque la experiencia me ha demostrado que detrás de casi todos los problemas emocionales que sufren las personas, está oculto el Miedo. Aprender a dominarlo, es esencial para que cualquier persona pueda decidir por sí misma, y no por las posibilidades horribles que el miedo siempre nos muestra.

La maternidad, porque todos los problemas que he atendido, en mayor o menor medida, han tenido su origen en la infancia, de modo que he pensado que ayudar a las madres a crecer emocionalmente, va a ayudar a que sus hijos también lo hagan, y se podrán resolver muchos problemas, aún antes de que sean creados...

 

MI EXPERIENCIA DE VIDA

 

He aprendido a fluir con la vida y con mi profesión, de modo que no hay una brecha entre el momento en que trabajo y el momento en el que vivo. Eso es porque me apasiona lo que hago y eso provoca que la alegría, la motivación, la chispa creativa, sea algo cotidiano.

También he aprendido a crear un Plan que de verdad me sirve a mí, para desarrolar las áreas que quiero, para delegar otros aspectos, para tener espacios de tiempo libres de todo, porque sé que la libertad de no hacer nos da la libertad de hacer y la creatividad lo requiere.

 

Soy una devoradora de libros desde mi niñez temprana (en mi casa, mamá leía mucho), una de las cosas que más me gusta es aprender, aprender siempre, de todo. Adoro el cine, que son historias con imágenes, y las historias, en cualquier formato. Me conmueve la naturaleza y el arte, la música.

 

Suelo practicar todo lo que digo porque me gusta ser coherente y no le voy a decir a alguien que haga tal cosa si yo misma no soy capaz de hacerla.

Puedes leer el Blog en esta misma Web y así puedes ir conociéndome.

 

Puedes revisar el Blog perteneciente a la etapa anterior si vas a www.mundoemocional.blogspot.com y así también vas viendo y escuchando cómo pienso al respecto de la vida, de las personas y de las cosas.

 

Esto solo es cachito de mí, pero para empezar está bien ¿a qué sí?

 

Si quieres saber más, puedes visitar mi página en Facebook

 

Si quieres consultarme, puedes ir a info@inspirateycambiatuvida.com

 

Si quieres ir a Servicios, clica el botón de más abajo y conoce cuál va a ser tu aventura (la que elijas)