Tres consultas

Ya hemos tenido nuestra sesión de Skype, hemos decidido que podemos trabajar juntas, ¡bien!

El siguiente paso es que tendrás tres consultas de sesenta minutos cada una, para que determinemos el plan para trabajar y conseguir tu objetivo.

O bien, si es una cuestión muy puntual tanto en valentía como en maternidad, las usamos para resolver el problema.

Esto ya es trabajo y estás decidida a hacerlo. Sabes que el dinero que inviertes va a darte resultados y desde luego, ahora sabes que no hacerlo, será muy perjudicial para ti, retrasando tu avance y tu felicidad.

De modo que agendamos las sesiones,  y trabajamos para tener resultados.