5 miedos que pueden bloquearte (I)

El Miedo.

El gran enemigo de las personas.

Si no está ocurriendo ahora mismo un incendio, o un terremoto; si no están ahora mismo asaltando tu casa unos ladrones y estás en peligro; si no te acaban de diagnosticar una enfermedad terrible...entonces todas las posibilidades negativas, peligrosas, destructivas, NO ESTÁN PASANDO.

El miedo anticipatorio siempre es imaginado.

El miedo es una posibilidad en el campo infinito de posibilidades (o sea, que puede pasar TODO) y que se centra en las peores posibilidades.

El miedo nace de la precaución. Ser precavido permite la supervivencia, ¡claro!

Pero si el miedo te paraliza, entonces no permite la supervivencia, sino todo lo contrario: te impide vivir.

Te pongo un ejemplo: has de viajar 800 kms. y llevas el coche al mecánico para que revise las pastillas de freno, la dirección, el estado de las ruedas...Porque quieres que tu coche esté en perfecto estado si acaso ocurre algo que requiere de una respuesta rápida y perfecta (por ejemplo frenar ante un coche que viene en dirección contraria por tu carril).

Eso es ser precavido, eso es resolver posibles contingencias en una carretera muy larga.

Pero ahora imagina que piensas en todos los posibles accidentes y averías que te pueden ocurrir en esos 800 kms. Y al pensarlos, te pones muy nerviosa. Y temes hacer ese viaje. Al final, buscas excusas y no viajas.

Eso no es precaución, es haberse creído que las posibilidades, eran reales.

Una posibilidad quiere decir que puede pasar pero no que vaya a pasar, y que vaya a pasarte a ti.

Hay que aprender a distinguir entre posibilidad (que puede pasar) y probabilidad (que hay un tanto por ciento elevado de que pase).

Por ejemplo: mientras cocinas puedes quemarte. Esto puede pasar. Si estás distraída, o hablando por el móvil, que puedas quemarte es más fácil, hay más probabilidad.

Evaluar las posibilidades está bien. Creer que porque puedan pasar, van a ocurrirte a ti, eso ya no está bien. Primero porque es falso, y segundo y más importante, te hace sufrir, te angustia, te paraliza.

Hay cinco miedos que a casi todas las personas nos afectan:

MIEDO A DECEPCIONAR

A nuestros padres (principalmente) y a otras personas importantes en nuestra vida.

MIEDO A FRACASAR

Ese terror a hacerlo mal, a estar expuesta al escarnio (burla)

MIEDO A TENER ÉXITO

Pues sí, miedo a tener éxito. porque al tener éxito podemos suscitar la envidia de los otros y eso puede hacer daño. Al tener éxito, tenemos que mantenerlo ¿y si no somos capaces?

MIEDO A SER VALIENTE

Sí, porque si nos atrevemos a ser lo que somos, a caminar nuestro propio camino, podemos quedarnos solos.

MIEDO A SER DIFERENTE

Nos han inculcado que hemos de ser como los demás. Pero ¿y si no lo somos? Se despierta entonces el temor a hacer daño a otras personas al destacar, al ser distinto de todos.

En el próximo post, te cuento cómo desactivar esos cinco miedos.

Si te gusta el artículo, busca los botones de compartir y hazlo. ¡Gracias!

Escribir comentario

Comentarios: 4
  • #1

    gabriela (lunes, 20 junio 2016 20:04)

    Creo que hoy me leíste la mente, hoy estaba pensando en la probabilidad de hacer las cosas con ganas y muchas y la otra hacer las cosas sin ganas...

    Y pues las hice con ganas!!!
    Gracias Susi

  • #2

    susi grau (martes, 21 junio 2016)

    Hola Gabriela!

    Pues me alegro de que la frase inspiradora te inspirara a ti!!!!

    Sí, el secreto está en las ganas!

    Feliz día!

  • #3

    Leticia (viernes, 16 diciembre 2016 09:59)

    Hola Susi,

    Vengo de leerte en Nany Creativa. (aplausos) otro excelente articulo. Me identifico mucho, puesto que siempre tuve (o quizás tengo un poco de el) miedo a decepcionar, en especial a mis padres y hermanos. Saludos

  • #4

    Susi (sábado, 17 diciembre 2016 12:01)

    Hola Leticia!!
    Muchas gracias!!